La respuesta a muchos de tus problemas financieros es muy simple: ¡Presupuesto! 

Muchas personas le temen tan sólo a la palabra. La verdad es que el presupuesto es la clave del éxito financiero. Como dice Dave Ramsey, el dinero es un sirviente fantástico, pero es un amo terrible; y si no le dices a tu dinero a dónde ir y qué hacer, él mismo tomará la iniciativa, y lo hará, te dominará el resto de tu vida.


Algunos puntos claves para armar un presupuesto que funcione son:


1. Define el formato: Puedes hacerlo a mano, consigue una libreta o algún papel y colócalo a la vista, debe ser fácil de encontrar, y si eres como yo, diviértete buscando materiales bonitos y funcionales que te motiven. Si prefieres, también puedes hacerlo de manera digital. Aquí puedes ver mi lista de herramientas para presupuesto en Amazon.

2. Detalla todos tus ingresos y gastos: Registrar el dinero que entra y sale de tu vida, como todos los hábitos, es complicado al principio, pero una vez te acostumbres todo marchará en automático. A mi me funciona utilizar una aplicación móvil que hace este proceso más sencillo. 

Mira este post en el que te cuento cómo utilizarla.


3. Considera el ahorro como un gasto: Recuerda que “gasto” es cualquier categoría a la que puedas dirigir tu dinero y es muy importante que saques un porcentaje de tu ingreso bruto para fines de ahorro/ inversión. 

4. Utiliza el sistema de sobres: Las categorías de mayor fuga en tu presupuesto manéjalas con dinero en efectivo, y este dinero colócalo en sobres que te apoyarán a mantenerte dentro del monto establecido para ellos. 


Aquí te dejo una lista de reproducción en YouTube que puede apoyarte con más hacks sobre presupuesto.


Consejo extra:  Monitorea tu presupuesto todas las semanas.

Porque, ¿Quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? - Lucas 14:28-33